Adiestramiento Canino

Consejos para entrenar perros

Si usted es amo de un perro, ciertamente no quiere que este can haga sólo lo que desea. Se necesita al menos un poco de control y obediencia, por lo tanto conocer algunos trucos de adiestramiento canino no estaría de más. Estos son algunos de los consejos y trucos más generales.

El adiestramiento canino requiere paciencia y dedicación por parte del propietario además de algunos métodos muy sencillos. La perseverancia dará sus frutos a corto plazo. En primer lugar, el refuerzo positivo es una herramienta para la enseñanza superior a cualquier animal. Si su mascota recibe recompensas por su comportamiento, aprenderá a hacer lo mismo otra vez en circunstancias similares. Pero no quiere decir que esto se conseguirá con inmediatez. Se necesita tiempo y muchas repeticiones de su perro para determinar el patrón de la buena conducta que conlleva una recompensa. Hay perros que aprenden algunas cosas más rápidamente que otros. Así que no te desanimes y dedícale todo el tiempo necesario.

El refuerzo negativo nos lleva a un intenso debate entre los expertos del adiestramiento canino o animal. Algunos dicen que ayuda a las mascotas a aprender a no hacer algo con mayor eficacia que el refuerzo positivo. Otros piensan que su mascota puede desarrollar miedos o confusiones. Tal vez depende de cada animal o los castigos utilizados. Si investiga sobre ello, tal vez usted pueda formar su propia opinión sobre el asunto.

Un problema común para algunos dueños es que su perro está siempre saltando, es uno de los hábitos más molestos que un perro puede tener y se pueden solucionar con el adiestramiento canino. Unos perros lo hacen como un saludo y otros para pedir comida o llamar la atención. A veces, no es fácil corregir este comportamiento, pero es muy importante. Si tu perro salta sobre un infante, sin quererlo podría dañarlo con facilidad.

Una manera para detener los saltos de su perro, que un montón de personas ha utilizado, es distraerlos lanzándoles golosinas al suelo y a continuación saludarles mientras están distraídos con ellas. Esto no sirve de nada si su mascota está pidiendo, pero puede funcionar para detener un problema relacionado con el saludo.

Otro método de entrenamiento canino para evitar los saltos, es saludar a su perro con calma al llegar a casa y cuando comience a saltar, darle la espalda. Una vez que su perro tenga las cuatro patas en el suelo, entonces dese la vuelta y préstele atención. Cada vez que su perro salte sobre usted repita el método hasta que deje de molestar. Esta técnica puede tomar un tiempo para que su perro responda, así que tenga paciencia y no se rinda. Usted puede ir más allá de enseñar a su perro a sentarse antes de que obtenga la menor atención.

Comience con lo básico y no trate de enseñar a su perro demasiadas cosas a la vez. Su mascota no es tan inteligente como usted, así que la introducción de más de un comando a la vez no es la mejor opción, especialmente si los comandos no tienen ninguna relación. Imagínese tratando de aprender tres o cuatro idiomas diferentes a la vez, seguro de que se confundiría.

Puede ser duro el adiestramiento canino, pero con un poco de tiempo cada día y lo más importante, paciencia y perseverancia, usted y su mascota pueden compartir una experiencia muy enriquecedora.